El empresario Leandro Santos, dueño de una importante agencia de modelos, es buscado por la justicia uruguaya acusado de ser partícipe de una red de prostitución VIP, que fue desarticulada la semana pasada en el país vecino.

En un auto de procesamiento librado el viernes, la jueza Graciela Gatti da cuenta de las actividades llevadas a cabo por un grupo encabezado por dos hombres que ya fueron detenidos. Se trata de R. R. D., que se identificaba como Daniel, y J. M. A. F., quienes tenían vínculos estrechos con el empresario argentino.
 
Según el escrito al que accedió Tiempo Argentino, esos dos hombres captaban a jóvenes, algunas de ellas menores de edad, a quienes les prometían que se iban a hacer famosas en el mundo del modelaje y las obligaban a prostituirse y a participar de orgías VIP tanto en Uruguay como en la Argentina.