Del cóctel de tranquilizantes + bebidas blancas + cocaína de los sectores sociales más acomodados al mix de paco + vino + pegamento de los sectores vulnerables, se verifica un patrón en cuanto a las modalidades de prácticas con drogas. Es el llamado “policonsumo”, que es una práctica instalada en la Argentina. Un 46,8% de los drogadependientes son policonsumidores: un índice alto y “preocupante” –según los especialistas– cuyos números son mayores respecto de otros países de la región como Chile o Uruguay.

Se trata de personas que se estimulan con dos más sustancias en forma simultánea. Suelen utilizar estos cócteles para contrarrestar efectos no deseados de las drogas consumidas. Según datos del Servicio de Toxicología del Hospital Fernández, hoy “lo raro” es encontrar un paciente que ingresa por haberse intoxicado sólo con una sustancia. Pero ¿cómo actúan estas combinaciones en el cerebro? ¿Por qué se las mezcla?

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino