14/09/2012 10:03

 

“Se quejaban todo el tiempo, son unas niñitas”, disparó Carlos Zambrano, defensor de la selección de Perú, que criticó duramente a nuestros jugadores por las “supuestas” quejas que emitieron algunos de los “players” argentinos sobre el juego fuerte del equipo de Sergio Markarian en el partido por las eliminatorias mundialistas que se jugó el martes en Lima y terminó 1 a 1.

 

 

“Se quejaban de todo, son unas niñitas. Es más, Higuaín en todo momento me provocó, y yo me comporté a la altura, nunca caí en su juego”, dijo el peruano defensor del Eintracht.

 

 “¿Messi? No pudo mostrarse mucho, se habrá asustado, no sé. Nosotros teníamos una deuda con el hincha y la cumplimos con buen juego y gran entrega”. “Ellos estaban impotentes, frustrados. Se habrán asustado. Cuando uno iba fuerte a los balones se quejaban y se tiraban al piso”, agregó el defensor.

 

 “Merecimos ganar, hicimos un fútbol muy bueno y me quedo con bronca que sólo sumemos un punto. Sabíamos que podíamos ganar pero perdimos dos. Ellos no sabían cómo pararnos y no encontraban el balón”. Y no contento con todo lo que dijo este jugador, volvió a la carga contra nuestros jugadores. “A mí me querían trabajar con insultos, pero cuando uno iba fuerte a los balones se quejaban y se tiraban al piso, se creen intocables y eso está mal, porque el fútbol es de hombres“ dijo Zambrano. ¡Alguién le podrá dar un correctivo a este muchacho? Gracias.