“El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no termina en la Avenida General Paz. Por eso, estamos trabajando en cada uno de los rincones del país donde están las necesidades de los argentinos”, dijo este mediodía el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, en ocasión de la visita que realizó junto al ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, a Jujuy, para supervisar la marcha de la política de inmunizaciones a nivel nacional, así como también las acciones que se vienen desarrollando en la provincia para prevenir el dengue.

“El Gobierno quiere un país que incluya a los cuarenta millones de Argentinos" y por eso "invierte importantes recursos en el sistema de vacunación, sostiene la movilidad jubilatoria, toma a la obra pública como un pilar para el crecimiento y el sostenimiento de la economía a mediano y largo plazo y defiende a la producción nacional”, agregó el vicepresidente durante la apertura de la Jornada “Política Nacional de Vacunación: Desafíos 2012”, que se desarrolló en la sede del Hospital de Niños de la capital provincial, y de la que participaron el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, el vicegobernador, Guillermo Jenefes, y
el ministro de Salud jujeño, Víctor Urbani.

“Recién veíamos los números de las enfermedades que golpearon duro en el pasado, y hubo un trabajo muy importante del Ministerio de Salud de la Nación para revertir esa situación”, sostuvo Boudou, al tiempo que destacó que “hoy se están aplicando políticas que van a tener su impacto más fuerte dentro de 4 ó 5 años. Son políticas de Estado con una visión federal, y con ellas se está mejorando también la distribución del ingreso, ya que se logra igualdad en el acceso a los programas públicos”.

Manzur, por su parte, calificó a la Atención Primaria de la Salud (APS) como “política central del ministerio” a su cargo, y señaló que “su eje es la promoción y prevención de la salud, es decir, evitar que nuestra gente se enferme”.

El titular de la cartera sanitaria nacional dio ejemplos en ese sentido: “en 2004, Argentina llegó a tener 68 mil casos de Hepatitis A, y todos sabemos que cada mil casos uno tiene que hacerse un trasplante de hígado, y otros corren serios riesgos de morir. Hoy, con la vacuna, nadie habla de esta enfermedad, que parece que hubiera desaparecido”, resaltó.

Otros puntos señalados por Manzur fueron el de la gripe A, que “en 2009 produjo la muerte de 640 personas, de las cuales 104 eran mujeres embarazadas”. Por decisión de la Presidenta se incorporó esta vacuna al Calendario, lo que generó que “en 2010 y 2011 no se muriera ningún argentino por esta causa”, agregó.

En cuanto al Virus del Papiloma Humano (VPH), responsable del cáncer de cuello de útero, patología que cada año produce la muerte de 2 mil mujeres y la aparición de 3 mil nuevos casos, Manzur dijo que “la incorporación de esta vacuna es una estrategia a mediano y largo plazo. Vemos con entusiasmo los niveles de cobertura y tenemos la utopia y el sueño de que ninguna mujer padezca esta enfermedad en Argentina”.

Por último, destacó la importancia de la última vacuna que se convirtió en gratuita y obligatoria, la del neumococo, que causa neumonías, otitis aguda y meningitis. “La gente pobre no podía aplicarse esta vacuna por su alto costo, por eso fue incluida en el calendario”, consideró Manzur, al tiempo que recordó que “alrededor de 500 criaturas mueren por año a causa de la neumonía, y a esto nos estamos enfrentando”.

La jornada también contó con la presencia del superintendente de Servicios de Salud de la Nación, Ricardo Bellagio; la responsable del Programa Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud de la Nación, Carla Vizzottti; la vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), Ángela Gentile; el presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (SADIP), Eduardo López, y el presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), Pablo Bonvehí, entre otros especialistas.

Luego de esta actividad, los funcionarios se dirigieron a la localidad de Palpalá para supervisar allí las tareas de prevención del dengue. Luego de la visita que realizaron días atrás a la ciudad misionera de Puerto Iguazú, ésta se convierte en la segunda oportunidad en la que Manzur y Boudou llevan adelante este tipo de acciones conjuntas, que incluyeron acciones de fumigación y descacharrado.

Por último, ambos dirigentes visitaron una unidad sanitaria móvil en la que siguieron de cerca la implementación de la política para prevenir la aparición en los más chicos de enfermedades graves, como la meningitis y la neumonía. Esto se enmarca en la incorporación de la vacuna contra el neumococo al Calendario Nacional de Vacunación.