Ford desarrolló un “traje de embarazadas”. Con él, sus ingenieros simularon el cuerpo, el peso y la forma de la panza de una mujer antes de parir para investigar sobre su seguridad durante la conducción. Los resultados le permitieron a la compañía elaborar una serie de consejos a la hora de manejar.

1) Remover la ropa abultada de manera que el cinturón de seguridad pueda ser colocado tan cerca del cuerpo como sea posible.

2) La conductora debe ajustar el asiento para que pueda alcanzar los pedales de manera cómoda, con la máxima distancia posible entre su panza y el volante.

3) Tiene que colocar el cinturón de seguridad sobre los muslos, abrochado y ajustado. Es importante asegurarse que no quede sobre la panza, sino debajo de ella y lo más plano posible.

4) Colocar el cinturón de seguridad a lo largo del pecho, entre los senos y al costado de la panza. Luego ajustarlo.

5) Nunca ubicar el cinturón de seguridad debajo del brazo o detrás de la espalda. Eso puede dañar a la mujer y al bebé.

Futuros ensayos

El traje de Ford reproduce el peso y las características de la panza. Tiene una bolsa de seis libras que aplica presión en la vejiga. Además, posee compartimentos para almohadillas y agua que imitan una patada fetal leve.

El uso de ese traje les permitió a los expertos de Ford experimentar las limitaciones que enfrentan las mujeres al conducir durante el embarazo. Entre otros aspectos, la incomodidad en los movimientos del cuerpo, los cambios posturales, la modificación del centro de gravedad y las limitaciones en el alcance. A partir de ensayos prácticos, los científicos entregaron una respuesta mediante ajustes de diseño en el cinturón de seguridad, el volante y la ubicación de los botones del panel, aparte del desarrollo de consejos de seguridad.

Los investigadores planean profundizar su conocimiento respecto a la seguridad de la mujer embarazada y el feto mediante el desarrollo de pruebas de choques virtuales. Esos ensayos permitirán simular cómo una embarazada y su feto son impactados en choques a diferentes velocidades para ayudar al desarrollo de mejoras en materia de seguridad.