Shalom trató con Ban el caso de los ataques del lunes contra miembros de las misiones diplomáticas israelíes en Nueva Delhi (India) y Tiflis (Georgia), así como también en Baku (Azerbaiyán) hace unas de semanas, y aseguró que la explosión de este martes en Bangkok entraba dentro del mismo estilo de ataques.

Durante el encuentro el secretario general se mostró "conmocionado por el ataque contra diplomáticos israelíes en Nueva Delhi y del esfuerzo de los terroristas por llevar a cabo un ataque también en Georgia", indicó Shalom.

El portavoz de Ban, Martin Nesirky, emitió un comunicado en el que condenó "los ataques contra personal y bienes diplomáticos en todos los lugares donde ocurran" y en el que pidió a las autoridades del país de acogida que investiguen los incidentes y lleven a los responsables ante la justicia.

Shlomó, por su parte, aseguró que su país continuará colaborando con los gobiernos de diferentes países para evitar más ataques similares.

"Irán lleva mucho tiempo tratando de atentar contra intereses israelíes alrededor del mundo. Sabemos que Irán y sus colaboradores están detrás de ese ataque", dijo.

Teherán, sin embargo, ha negado cualquier conexión con los ataques y ha denunciado que Israel se encuentra detrás de los atentados perpetrados contra científicos iraníes.

El israelí criticó además el acuerdo de reconciliación firmado por las facciones palestinas de Al Fatah y Hamás, y aseguró: Israel no negociará "con un Gobierno cuya mitad pide que se nos destruya".

El israelí también trató con Ban sobre el programa nuclear iraní y dijo que Teherán debe detenerlo "no hoy, sino ayer o anteayer", porque su objetivo es tener "armas nucleares".

Shalom señaló que también habló con el secretario general de la ONU sobre la situación en Siria. Al respecto Ban le informó que en los próximos días se reunirá en Viena con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, "para tratar la crisis siria y el programa nuclear iraní".