Como se anunció en diciembre, Porsche Latin America, con sede en Miami, se asoció con la organización sin fines de lucro Un Techo Para Mi País, dirigida por estudiantes y jóvenes profesionales, como parte de su programa de sustentabilidad.

 “Un Techo Para Mi País, al igual que Porsche, son innovadores y estamos impresionados con esta organización juvenil que se destaca por su alta motivación. Hacen una gran diferencia con una sencilla idea. Nuestro objetivo en apoyar Un Techo… es crear conciencia y ser una extensión y facilitador del gran trabajo que ya están haciendo”, manifestó Matthias Brück, presidente y director General de Porsche Latin America.

La organización no gubernamental (ONG) dedicada a construir viviendas para familias que necesitan una casa nació en 1997 en Chile. Hoy, tiene presencia en 19 países de Latinoamérica y lleva construidas 3539 casas, según consigna la institución.

Viviendas y naciones

 El objetivo de Porsche es edificar 356 casas en 14 países del Caribe y Latinoamérica antes de 2013. El número de moradas no es casual, ya que el descapotable Porsche 356 fue el primer automóvil producido por la marca, en 1948.

La donación de Porsche se utilizará para construcciones en Brasil, México, Chile, Argentina, Panamá, República Dominicana, Haití, Nicaragua, Honduras, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Colombia y Perú.

La marca alemana vende automóviles deportivos exclusivos, con precios acordes a ese estatus, a quienes puedan pagarlos. Si ofrenda parte de sus ganancias para fabricar viviendas para quienes las necesitan, ¿significa que obtiene dinero de los ricos y lo destina a los pobres, como hacía Robin Hood?