20/09/2012 10:00

 

“Tengo la suerte de retirarme y haber hecho todo lo que quería cuando hay un montonazo de chicos que no pudieron. Por suerte, todo lo que me propuse lo logré. O incluso más. Estoy contenta, es una etapa que se terminó y listo” confesó nuestra nadadora, Georgina Bardach, ganadora de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Una lástima.

 

 

Bardach quería anunciar su retiro en diciembre, pero la noticia se filtró. Una de las deportistas que le dijo que no a Marcelo Tinelli y a Mirtha Legrand tras su podio en Atenas, y se sentó obligada en el living de Susana. Porque no hizo de su medalla un trampolín a la fama. Nunca le gustó “ese circo”.

 

“Creo que rechacé más ofertas de las que acepté. Yo no nadaba para hacerme famosa ni por la plata. Nadaba porque me gustaba. Pero ya está decidido: en diciembre voy a ser una ex nadadora” dijo Georgina.

 

“Hace tres semanas más o menos que la tengo tomada, pero interiormente la vengo masticando desde hace mucho. En Londres yo sabía que ya estaba. Por suerte la llevo bien. No me generó ninguna crisis. Lo tengo decidió, totalmente asumido y estoy contenta. No me queda nada en el tintero, no tengo absolutamente más nada por hacer. Me retiré y ya está. La natación no me dejó a mí. Fue una decisión pensada.”

 

 

Aunque ya confirmó que en diciembre vivirá su último torneo nadando una posta con el equipo de River Plate, Georgina lleva a cabo una transición (psicólogo de por medio) que la ayuda a que el día después de la despedida no sea tan duro. Hoy en día, la cordobesa trabaja en la Agencia Córdoba Deportes, hace sólo un turno de entrenamiento y disfruta de una agenda más holgada.

 

“Estoy contenta. Me acostumbré bastante rápido a no tener la rutina tan marcada. Dejé de posponer cosas”, valora y destaca que su trabajo le “encanta” y la “ayuda” dijo la ganadora de la medalla de bronce en los JJOO de Atenas.

 

 

”Supongo que voy a sentir una nostalgia, pero sin reproches. Es como cuando estás de novio y no lo querés más: vas a extrañar los momentos lindos y lo vas a ver como algo bueno, pero se tenía que terminar”.  

 

Fuehte: Mundo D.