El Tribunal Oral Criminal 3 de Mercedes dio por concluido el juicio a Silvia Luna por el homicidio de su amiga Carola Bruzzoni, ocurrido en Las Heras.

Tras la jornada de alegatos de las partes, los jueces dieron por terminado el debate oral que se inició el pasado lunes y anunciaron para el 24 de febrero a las 13.30 el veredicto.

Silvia Luna, la moza acusada de asesinar de un golpe en la cabeza con una maza de cocina a su amiga Bruzzoni en 2010, aseguró hoy que nunca tuvo la intención de matarla.

"Yo quiero decir que nunca tuve la intención de matar a Carola. Yo estuve dos años presa y perdí a mis hijos y a mi marido", dijo la imputada en sus últimas palabras ante el Tribunal Oral Criminal 3 de Mercedes.

En este sentido, el fiscal de Mercedes Adrián Landini pidió 14 años de prisión para Luna mientras que el abogado del viudo de Carola Bruzzoni solicitó la pena de 17 años.

Si bien antes de iniciarse el juicio la querella había adelantado la posibilidad de acusarla por homicidio agravado y pedir prisión perpetua, finalmente en su alegato ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Mercedes el abogado Cristian Pérez Solís, representante del viudo Sergio Robledo, consideró a Luna autora de un homicidio simple y pidió tres años de cárcel más que la fiscalía.

El juicio a cargo de los miembros del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Mercedes, Alejandro Caride, Eduardo Costa y Ricardo Marfía, tuvo ayer la segunda y última audiencia de la etapa testimonial con la declaración de dos peritos legistas y un médico.

El primero de los testigos fue el perito legista Raúl Benavente, quien presentó al tribunal los resultados de la autopsia de Bruzzoni (40) que tuvo a su cargo.

Además declararon otro perito de parte y el médico que atendió a Bruzzoni en el hospital de General Las Heras, quienes coincidieron con Benavente en referencia a la ubicación del mazazo y a la posición desde la cual pudo haberlo realizado Luna (32).

De acuerdo con la investigación, Bruzzoni fue atacada con una maza para aplastar milanesas, mientras hablaba por celular la mañana del sábado 17 de abril de 2010, en el patio del bar y restaurante Matute de Las Heras.

Según se ventiló durante el debate, Luna le recriminaba a la víctima que iba a arruinarle su casamiento al mostrar a los invitados un supuesto video en donde aparecía con un hombre manteniendo relaciones sexuales. Los investigadores determinaron que el fuerte golpe con la maza metálica le provocó a Bruzzoni fractura y hemorragias de cráneo.

Tras el ataque, Carola le pidió al dueño del bar, Juan Prado, que la llevara a su casa, pero tras llegar debió ser conducida de urgencia por su marido al hospital, donde permaneció internada en grave estado y en coma profundo durante varios días, fue operada tres veces hasta que finalmente murió.