El presidente de Samsung Electronics, Lee Kun-hee, fue demandado en un conflicto de herencia por su hermano, que lo acusa de incorporar unilateralmente acciones familiares a su patrimonio personal. Según informó ayer la agencia surcoreana Yonhap, Lee Maeng-hee, de 81 años y segundo de los siete hijos del fundador del Grupo Samsung, Lee Byung-Chull, solicitó a su hermano que devuelva más de 8 millones de acciones de Samsung Life Insurance, con un valor actual de mercado de unos 630 millones de dólares.

El hermano del magnate también le reclama incluso la devolución a sus herederos legítimos de 20 acciones de Samsung Electronics, valoradas en unos 20 mil dólares, así como de 100 millones de wones (alrededor de 89 mil dólares).

Lea la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino