El empresario Leandro Santos fue liberado esta mañana. Santos está acusado de integrar una red de prositución VIP en Uruguay. Ayer, durante una conferencia de prensa, el empresario había asegurado ser inocente del delito que se le imputa. El caso comenzó en diciembre de 2010, cuando un arrepentido se presentó ante la jueza uruguaya Graciela Gatti y denunció el funcionamiento de la red.

Según informó el abodado de Santos, Mariano Cúneo Libarona, "a partir de la una de la mañana un juez revocó la orden de detención y le dio un habeas corpus haciendo lugar a su libertad".

"Trabajo todos los dáis para crecer y duermo cinco horas. Nunca un empresario me preguntó por una chica", se defendió Santos en declaraciones realizadas ayer.