Medio centenar de personas murieron y 676 sufrieron heridas y, al menos doce desaparecieron cuando un tren chocó en la mañana de ayer contra un paragolpes en la estación porteña de Once, en uno de los accidentes de mayor gravedad en la historia del país. 

Así, los trabajos de identificación de las víctimas fatales del choque del tren continuaba esta mañana en la morgue judicial y en el cementerio de Chacarita.

A 22 horas de ocurrido el hecho, quedaba identificar poco menos de la mitad de las 50 personas que fallecieron al quedar atrapada en los vagones de la formación de la línea Sarmiento. Los cuerpos fueron trasladados a la Morgue Judicial y a la instalada en el cementerio de Chacarita.

Los equipos de rescate realizaron un operativo de emergencia que duró cerca de cuatro horas de trabajo, en las que se derivaron más de 600 pasajeros a diferentes hospitales porteños, con distintos cuadros.

Mientras tanto, Bomberos y personal de Defensa Civil tuvieron que cortar el techo de la formación para poder retirar a los que quedaron atrapados entre los hierros retorcidos.

Del operativo de rescate participaron más de 17 ambulacias y dos helicópteros del SAME, además de varias dotaciones de bomberos y un centenar de efectivos dela Policía Federal.