La organización Ex Combatientes por la Memoria, la Paz y la Soberanía rechazó el documento de escritores y periodistas que se pronunciaron por la autodeterminación de los kelpers de las Islas Malvinas y reivindicaron los derechos de soberanía argentina.

"Malvinas, Sandwich, Georgias del Sur y sus mares circundantes forman parte de nuestro territorio y está usurpado por una potencia colonial que desalojó por la fuerza a los criollos argentinos y a las autoridades dispuestas por nuestro gobierno", señaló ese sector en una carta dirigida a los firmantes del texto opositor a la política del Gobierno nacional.

La organización criticó a los firmantes de ese texto, al asegurar que "sólo la desinteligencia puede tratar de argumentar que los 40 millones de argentinos no tenemos derecho de ejercer la soberanía en nuestro territorio y disponer de los recursos usurpados en forma unilateral por Gran Bretaña. La cuestión Malvinas es hoy una causa de Latinoamérica donde nuestro país obtiene el apoyo unánime de los gobiernos regionales".

Destacaron también que los kelpers "viven en una aldea controlada y no toman ninguna decisión en cuestiones de política exterior, forman parte de los territorios de ultramar de la cancillería británica y el gobernador lo impone" desde Londres.

Argumentaron que los kelpers "conviven en una relación de un habitante por un miembro de las fuerzas armadas británicas, unos tres mil soldados que están asentados en la fortaleza Malvinas en la base de Mount Pleasant".

La entidad de ex soldados aseguró además que "los isleños viven totalmente amordazados con los medios de comunicación, donde prima la señal de TV BFBS (sistema de comunicación de las bases militares británicas) y no se respetan las normas básicas en la relación laboral".