El próximo mes de enero, Kyle Maynard – un hombre de 25 años que sufre de amputación congénita - planea pasar 16 días escalando los 5.895 metros de altura del monte Kilimanjaro en Tanzania, según informa BBC Mundo.


Para lograrlo, el estadounidense viene escalando montañas en Colorado y Georgia, en los Estados Unidos. Durante todos estos años, Maynard improvisó diferentes equipos que lo ayuden a reemplazar las partes que él no tiene: partes de neumáticos de bicicleta en los extremos de sus manos, relleno para la ropa o mangas reforzadas en sus camisas.


El objetivo que persigue esta hazaña es uno que debería ser tomado como un grito de esperanza: "Sólo quiero enviar un mensaje a la gente; levántense y hagan algo. En lugar de quejarse de las cosas que nos pasó a nosotros, es mejor darse cuenta de que hay una vida por vivir", dijo Maynard en una entrevista.


El valiente Kyle Maynard estará acompañado por otras nueve personas, entre ellos un camarógrafo, un guía y tres veteranos de guerra que sufrieron problemas físicos y psicológicos durante la guerra.