Al parecer, un empleado de la colombiana la estaría extorsionando para no difundir un video con imágenes hot de la cantante y su novio, en pleno encuentro íntimo.

Algunos medios aseguran que un colaborador de la cantante registró el momento en que Shakira le practicaba sexo oral a Gerard y ahora estaría utilizando ese video para sacarle dinero a la cantante.