El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, adelantó hoy sus intenciones de vetar la norma que regula la actividad de los "cuidacoches" sancionada ayer por la Legislatura porteña.

"El veto es una posibilidad", afirmó el mandatario local en diálogo con la prensa. Además, manifestó: "Nosotros estamos en contra, creemos que hay que prohibir la actividad".

Ayer, la Legislatura aprobó con 31 votos a favor y 29 en contra la ley de regulación de la actividad de los "cuidacoches" a través de la creación de un registro en el cual deberán inscribirse mayores de 18 años para controlar el estacionamiento de vehículos en la vía pública.

La norma fue la contrapropuesta que elaboró el arco opositor para frenar al proyecto del macrismo, que envió el año pasado Macri y que planteaba la prohibición de los denominados "trapitos" y los "limpiavidrios" y contenía penas de arresto para quienes desarrollaran esta actividad.

Por el contrario, esta ley establece que los permisos, que serán de dos años, se otorgarán "a personas mayores de 18 años de edad, con ingresos insuficientes para la atención de sus propias necesidades y las de su grupo familiar".

Además, la ley marca que "la retribución" que reciba el trabajador "por su servicio será siempre de carácter voluntario".

El diputado de Proyecto Sur Julio Raffo explicó que la regulación "se diferencia de la iniciativa del macrismo por proponer la inclusión de los desocupados que han buscado en esa actividad una vía de ingresos, en lugar de la idea del oficialismo de penalizarlos, sin dar respuesta al problema".

El proyecto original del PRO, sin embargo, planteaba una modificación dentro del artículo 79 del Código de Contravenciones que refiere a la prohibición de la actividad de los "cuidacoches" sin autorización legal y la inclusión de un artículo 79 bis que impedía a los limpiavidrios.

Con esta ley, quedó creado el "Registro de Cuidadores de Vehículos", dependiente del Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Esta institución deberá priorizar para el otorgamiento de los permisos, "a los adultos mayores, los que padezcan una discapacidad física o tengan a su cargo una persona discapacitada".