Desde los comienzos de la humanidad, el hombre se pregunta cuándo será el fin del mundo. 

Antiguas civilizaciones, religiones y predicadores se han arriesgado más de una vez al fijar la fecha exacta del Apocalipsis aunque, claro, fueron predicciones erróneas.
 
Están quienes creen en la posibilidad de ser testigos del fin, como también quienes consideran que a este mundo le quedan millones de años más de vida.
 
En 1910, uno de los mayores acontecimientos astronómicos del siglo XX paralizó  el planeta. Muchos aseguraron que el paso de la Tierra por la cola del cometa “Halley”, que contenía cianógeno, envenenaría a la humanidad entera.
La prensa intensificó la situación de pánico a través de la publicación de artículos de todo tipo, falsos rumores y publicidades engañosas.   
 
De esa manera, hubo gente que al no superar la idea de morir en esas condiciones catastróficas decidieron quitarse la vida. La mayoría, en cambio, permaneció a la espera de aquel día.
El final de esa historia es evidente: Halley resultó ser tan sólo un cometa inofensivo.
 
   
 
 
El escenario de desesperación y angustia se repitió en 1938, cuando por error, la gente tomó por cierto un radioteatro de Orson Wells. El anuncio consistía en que seres de otro plantea habían aterrizado en Estados Unidos y que estaban combatiendo la resistencia que se les oponía en una serie de sangrientas batallas. La historia, algo excéntrica, fue entendida literalmente y provocó pánico en la audiencia.
Es claro que el temor existe. El mundo tal como lo conocemos podría terminar en cualquier momento.
 
“Nuevo Fin del Mundo”
 
Lo paradójico  es que actualmente se predice un “Nuevo Fin del Mundo” basado en nuestro inconsciente colectivo.
En este caso, estamos hablando del Proyecto Web-Bot, una herramienta para conocer las más insospechadas predicciones futuras.
 
Los componentes WebBot son aplicaciones que se instalan en el servidor Web y que nos permiten recibir y hacer procesos primarios de datos.
Funciona como las arañas o bots de los motores de búsqueda que recorren Internet,  especializándose en páginas y foros donde el texto es dominante y se fija en palabras claves que se repiten significadamente.
 
 
El concepto del proyecto en sí es muy complejo y parece inverosímil, pero según ellos, a través de Internet uno podría conocer el inconsciente colectivo y saber hacia dónde está yendo el mundo por las noticias publicadas en la Web o por las palabras que cada uno de nosotros escribimos en nuestro blog.
Los creadores de este programa aseguran que esta aplicación ha anunciado el trágico atentado del 11 de septiembre de 2001  y catástrofes climatológicas como las del huracán Katrina y el Tsunami del 2004.
 
Según el Web-Bot en el 2012 se registra un vacío de información lo que hace suponer que el sistema electrónico del planeta sufrirá un importante cambio.
 
Esa advertencia está en concordancia con las famosas profecías de los mayas, que anuncian el supuesto fin del mundo para el 21 Diciembre del 2012. 
Lo cierto es que desde la caída del imperio romano se tienen documentadas al menos 183 predicciones fallidas del Apocalipsis.
Hablando mal y pronto. ¿Nos queda un año de vida terrestre?   
 
¿O Web-Bot es sólo la predicción fallida numero 184? Roguemos que sí.