Andrés “Cuervo” Larroque, flamante diputado nacional por el Frente para la Victoria y principal referente de La Cámpora, el 19 de diciembre de 2001 lo encontró en el puente Alsina, en Pompeya, junto a varias organizaciones sociales y más de 2000 vecinos del sur porteño empobrecido, cortando el cruce a la Capital Federal en una protesta generalizada que se repetía en cada uno de los accesos a la ciudad. Este ex estudiante del Colegio Nacional Buenos Aires y de la UBA tenía entonces 24 años y militaba desde el secundario en la Villa 20 de Lugano.

Hoy, Larroque analiza aquellos días en los que el país ardía al borde del abismo y el recorrido personal y colectivo que lo llevó desde la resistencia militante en las barriadas empobrecidas a latigazos de neoliberalismo hasta el presente, también militante, pero en el centro de la escena política nacional.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino