Las advertencias de Berlusconi al gobierno del primer ministro, Mario Monti, fueron realizadas durante la cena de Navidad celebrada ayer con los senadores de su partido Pueblo de la Libertad.

Allí, el ex premier aseguró que irá a elecciones si el actual titular del Ejecutivo continúa introduciendo más impuestos y "la posición de la izquierda y de los sindicatos sigue siendo rígida", según informa hoy la prensa italiana.

Además, Berlusconi recordó que "nadie puede decir cuánto durará este gobierno" porque se pueden verificar "otras condiciones".

Según explicó el ex mandatario, su partido tiene "un acuerdo" con el partido Unión de
Centro para ir juntos en una posible vuelta a las urnas y, sostiene, "seguramente" ganarían las elecciones, según refleja también la agencia de noticias Europa Press.

Sin embargo, "Il Cavaliere" destacó también que "los sondeos podrían certificar" que su partido "puede ganar solo", sin necesidad de presentarse con una coalición.

Por otro lado, Berlusconi reveló que le pidió a Monti, con quien se reunió ayer en la sede del Ejecutivo, que los partidos "tengan más voz" en las decisiones del Gobierno.

Monti, quien asumió con el apoyo de todos los partidos que vieron en este tecnócrata la persona indicada para superar la crisis económica y social, dispuso un ajuste de 30 mil millones de euros destinado a “salvar” al país de la quiebra.

Esto motivó un hecho inédito: que los tres mayores sindicatos de Italia se pusieran de acuerdo tras seis años de divisiones y convocaran en forma conjunta a una semana de huelgas y protestas nacionales.