Decenas de miles de rusos vuelven a salir hoy a las calles en un centenar de ciudades de Rusia para denunciar el fraude electoral y pedir la celebración de nuevos comicios legislativos después de las multitudinarias protestas del pasado 10 de diciembre. Unos 50.000 usuarios de Facebook sólo en Moscú confirman que acudirán hoy en la capital a una manifestación antigubernamental a las 14:00 (hora de Moscú), mientras debido a las diferencias horarias con Moscú ya se han celebrado manifestaciones en algunas ciudades del Oriente de Rusia como Jabárovsk y Vladivostok.

La comunidad rusa en otros países también convoca a través de Facebook concentraciones en París, Londres, Barcelona, Vancouver, Washington, Nueva York y otras ciudades para expresar su rechazo a los resultados de las elecciones parlamentarias que dieron la victoria al partido oficialista Rusia Unida (RU). En la anterior protesta del pasado 10 de diciembre, la mayor en 20 años, alrededor de 50.000 personas exigieron la celebración de nuevos comicios parlamentarios, la anulación de los resultados falsificados, la liberación de los presos políticos y la investigación de todos las irregularidades.

Manifestaciones similares tuvieron lugar entonces en San Petersburgo y en las principales ciudades de la Rusia europea, Siberia y el lejano oriente, sin que las fuerzas del orden intervinieran para dispersar a los opositores, ni siquiera en los casos en que las marchas no estaban autorizadas. El partido del primer ministro ruso, Vladímir Putin, logró conservar la mayoría absoluta en la Duma con 238 diputados, 12 más de los necesarios para alcanzar la mayoría (226), según los resultados oficiales definitivos de las elecciones. Con todo, el partido del Kremlin perdió 77 escaños con respecto a los pasados comicios legislativos, por lo que no tendrá la mayoría constitucional.