El participante mendocino debió vestirse como mujer y, según confesó, no se sintió cómodo con ropa femenina, lleno de maquillaje y con mucha bijouterie. “Ay, por Dios, ¡que horror!, me acabo de ver en el espejo, parezco una vieja” expresó ante sus compañeros que comenzaron a reírse una vez que lo vieron.

Juan Manuel intentó caminar como una mujer pero su recorrido no fue el mejor. “Parece enyesada” comentaron los otros integrantes de la casa que no pararon de burlarse de la situación, algo que no le gustó demasiado.

“Yo no me voy a quedar horas así”, protestó luego, aunque prometió “ponerle onda”.
El mendocino reconoció públicamente ante las cámaras su condición sexual y confesó su amor por otro de los componentes de Gran Hermano 2012, el tucumano Jorge Apas.