Aunque el veto que Mauricio Macri impuso a la Ley 4008 que prorrogaba hasta el año 2017 el régimen de protección a 29 fábricas recuperadas que funcionan en la Ciudad de Buenos Aires generó fuertes críticas, pocos aseguraron haberse sentido sorprendidos por la decisión del jefe de gobierno aun cuando el bloque del PRO en su conjunto acompañó el proyecto del ex legislador Diego Kravetz.

La decisión de Macri de quitar protección a una de las experiencias más ricas y prolíficas legadas de la fuerte crisis económica, política y social que provocó el proyecto neoliberal en la Argentina movilizó a trabajadores, legisladores de la oposición y distintas organizaciones sociales, políticas y culturales que ya plantean diversas líneas de acción para resistir el abandono macrista.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino