Nuestros hijos están bombardeados con mensajes sobre sexualidad en los medios: la televisión, las revistas, los diarios e internet son grandes puertas de acceso a un mundo que ellos no conocen. Nuestro deber como padres es estar presentes cuando alguna duda se les cruce por la cabeza para aclararla con sinceridad y total honestidad.

Según la revista especializada en paternidad “Planned Parenthood”, “comprender la sexualidad ayuda a los niños a enfrentar sus sentimientos y los ayuda a asumir el control de sus vidas y a tener relaciones afectuosas. También los ayuda a protegerse contra el abuso sexual”.

“El hogar puede ser el lugar más valioso para aprender sobre la sexualidad. Podemos ayudar a nuestros hijos a que se sientan bien con su sexualidad desde un comienzo. Luego, es muy probable que confíen lo suficiente en nosotros como para hacernos preguntas sobre el sexo en un futuro”, informa Planned Parenthood.

Si bien no es necesario tener “la” charla como algunas veces se ve en las películas, sí es recomendable comenzar a hablar de sexo cuando nuestros hijos son pequeños. Para empezar a hablar de sexualidad, basta con encontrar situaciones cotidianas que disparen algún tema relacionado con el sexo: puede ser mirando una publicidad en televisión, durante el almuerzo o la cena, explicarle por qué nuestra vecina está embarazada, o bien cuando nuestro hijo está jugando.

Para comenzar a hablar con nuestros hijos pequeños, una buena idea es hacerles algunas preguntas que, seguramente, serán el puntapié inicial para darles una charla instructiva: ¿Sabés el nombre de todas las partes de tu cuerpo? ¿Sabés por qué las nenas y los nenes se ven diferente? ¿Sabés por qué la tía está embarazada? Recomiendan que las respuestas sean claras y precisas y sin usar sobrenombres raros.

La información que los niños deben saber varía de acuerdo a su edad. Según Planned Parenthood, éstas son las principales:

 Hasta los 5 años:
- Los nombres de todas las partes de cuerpo, incluidos los de los órganos reproductivos.
- Que cada persona es dueña de su cuerpo.
- Cómo “entran y salen” los bebés de la panza de mamá.
- Que es normal tocarse los órganos sexuales por placer.

Hasta los 8 años:
- Los aspectos básicos del SIDA.
- Que todos los humanos son seres sexuales, incluso el abuelo y la abuela.
- Que todos los seres vivos se reproducen.

Hasta los 12 años:
- Cómo cambian los cuerpos femeninos y masculinos con la pubertad.
- Qué son la menstruación y los “sueños húmedos”.
- Que los cambios emocionales son comunes y a no sentirse culpables por masturbarse.

Hasta los 18 años
- Que las personas pueden tener diferentes preferencias sexuales.
- Ser responsables de las decisiones sexuales que toman.
- Cómo cuidarse para prevenir embarazos y evitar la transmisión de enfermedades sexuales.