La ciudad de Celle, en el norte de Alemania, organiza estos días un mercadillo en el que es posible intercambiar los regalos indeseados que se reciben en Navidad.

En este mercadillo postnavideño se ofrece de todo, desde calcetines a corbatas, perfumes, bebidas alcohólicas o pequeños
electrodomésticos innecesarios.

Sus organizadores quisieron buscar una alternativa al tradicional cambio en tienda con el ticket de compra. Esta bolsa de intercambio,
que abrió el 26, primer día después de Navidad, tiene tres días de duración.

"Todo está funcionando muy bien, están trayendo todo tipo de cosas, para hombre y mujer", señaló Manfred Brase, representante del
organismo de turismo y márketing de Celle, en el estado federado de Baja Sajonia.

Según él, los grandes éxitos de esta Navidad son los marcos de fotos digitales, y los clásicos como libros, películas y discos.