Luego de disfrutar de las fiestas y de un descanso en su Rosario natal, Lionel Messi regresó a Barcelona y mañana volverá a entrenarse con sus compañeros.

El argentino pasó por la Ciudad Deportivo del conjunto catalán, pero solo hizo unos trabajos leves. De todas formas, mañana será su primer día de trabajo, pero ya anuncian que no estará disponible para el encuentro del miércoles ante Osasuna por la Copa del Rey.
 
De esta forma, recién el martes el técnico Pep Guardiola podrá contar con todos sus dirigidos por primera vez en el año.