El año pasado, los ornitólogos explicaron que estas apariciones masivas de aves muertas pueden deberse a bajas temperaturas, fuegos artificiales o una mala digestión. Sin embargo, nadie dio el porqué del fenómeno.

Las calles de la pequeña ciudad de Beebe, en Arkansas (EE.UU.), volvieron a amanecer en el 2012 cubiertas de pájaros negros muertos. El fenómeno, aún sin explicación, ya se vivió en el inicio del 2011 en el mismo lugar. Y aún no existen explicaciones para tal suceso.

Para los vecinos de Beebe no hay respuestas lógicas, ya que no hubo tormentas, las temperaturas fueron normales para la época del año y no se explotaron fuegos artificiales para evitar que se repitiera la muerte de las aves.  Todo el mundo se pregunta una y otra vez: ¿Porqué? ¿Cómo es que esto pasó?  

El año pasado la ciudad norteamericana amaneció con 5.000 pájaros muertos en el suelo, en su mayoría mirlos de ala roja. También se encontraron 80.000 peces muertos en uno de los ríos más importantes del país. Las autopsias revelaron que las aves no había sido intoxicadas.

Dudas y más dudas.