El gobierno nacional mantuvo la iniciativa ayer en relación con los efectos económicos y sociales provocados por la sequía que afecta a una amplia zona pampeana repartida entre Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Por la mañana, el ministro de Agricultura de la Nación, Norberto Yauhar, se reunió con su par de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Arrieta, y acordaron “políticas comunes de trabajo”, además de desarrollar una fuerte intervención estatal sobre la región bonaerense más afectada, “con especial atención en las consecuencias de los efectos climáticos en algunas regiones del territorio bonaerense, y particular énfasis en el sudoeste de la provincia”, según explicó un comunicado de Agricultura nacional. Por su parte, Arrieta prometió “trabajar junto a las entidades y las mesas productivas provinciales”.

La reunión de los dos funcionarios surgió tras un pedido expreso de la presidenta Cristina Fernández y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, de que la Nación y la provincia trabajen en línea. Yauhar y Arrieta acordaron mantener nuevas reuniones.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino