El juez Juan Pablo Chirinos, que investiga la muerte del gobernador rionegrino, Carlos Soria, admitió que "la dinámica de los hechos" que se sucedieron en la noche del 1 de enero "está aclarada" y sólo resta analizar la "salud mental de los intervinientes"

"La inimputabilidad es la única figura que dejaría a Susana Freydoz fuera de la cárcel", reconoció.

Además, explicó que si se probara que la mujer actuó bajo un estado de "emoción violenta", igual le correspondería una pena de prisión de 10 a 25 años, porlo tanto "no es una estrategia que la defensa use, si quiere dejar a su cliente fuera de la cárcel".

"En este caso hay muchísima presión para detener a la señora Freydoz. La gente pide que se la detenga, no se sabe bien para qué. Ni siquiera el fiscal lo solicitó",admitió Chirinos. En tanto, ayer comenzaron a realizarse pericias psiquiatricas a la esposa de Carlos Soria.