La cumbre extraordinaria de la Unión Europea (UE) sobre la crisis se anticipará un día, al 29, a consecuencia de una huelga prevista para el 30 de enero.

Así lo informaron fuentes de la presidencia danesa de turno de la UE, en Copenhague.

La imposibilidad de mantener la fecha del 30 de enero la da la huelga general en Bélgica de todos los controladores de tráfico aéreo, por lo que se prevé una parálisis total de los aeropuertos.

Para dar espacio a la cumbre extraordinaria del 30 de enero ya se había pospuesto el Consejo de Exteriores, anticipado para el lunes 23 de enero.