El director de Derechos Humanos de Catamarca, Guillermo Díaz Martínez, afirmó que se promueve que la provincia sea querellante en juicios por delitos de lesa humanidad, al tiempo que afirmó que desde su gestión "se acompañará la política nacional del sector".

El funcionario indicó que está en estudio una dependencia que tendría como uno de sus objetivos “vincular a la provincia con la Nación en todo lo que es política de derechos humanos, no sólo respecto de los delitos de lesa humanidad, sino de todo lo que actualmente comprende derechos humanos”.

En esa línea, comentó que el objetivo es “adherir fuertemente a la política nacional de derechos humanos en lo que es memoria, verdad y justicia y estamos trabajando en la constitución del querellante público en los juicios de lesa humanidad”.

“Queremos que la provincia sea querellante y participe en lo que es la búsqueda de justicia, por lo que fue la dictadura cívico militar", sostuvo. Además, aseguró que otro de los objetivos es “crear el Consejo Provincial de Derechos Humanos, con el que pensamos recorrer todo el interior”. 

Asimismo, Díaz Martínez recordó que en Catamarca "tenemos juicios no sólo de importancia nacional sino internacional, como es la masacre de Capilla del Rosario, donde intervinieron desde el Estado uruguayo y un equipo antropológico forense reconocido en el mundo por su trabajo”.