21/02/2012 20:06
¿En qué fecha? Enteráte acá.

En 1704 el físico calculó, basándose en la lectura de la Biblia, que el fin del mundo tendría lugar en el 2060. Fue en el libro de Daniel (Antiguo Testamento) donde Newton creyó encontrar las claves de su teoría.

 

 

Uno de los cerebros más importantes en la historia de la humanidad, quien revolucionó la vida al formular la ley de gravedad universal y las tres leyes de la dinámica, usó el libro religiosa para sustentar su decretó apocalíptico.

 

Obviamente, la predicción de Newton está lejos del rigor científico que lo caracterizó, pero toma relevancia si se sabe que fue físico, matemático y astrólogo, además de teólogo, que lo habrían llevado a tener en la religión un acicate.

 

Al menos así lo interpreta el diario israelí Haaretz, que informó que los trabajos de Newton no estaban consagrados a la ciencia, sino, más que nada, a la teología, al misticismo y a la alquimia, después de revisar los archivos del científico en la Biblioteca Nacional de Israel.

 

Un trabajo iniciado en 1983, en el marco del Proyecto Newton, de la Universidad de Cambridge, empezó a analizar y descifrar los escritos del británico. Un total de 7 mil 500 páginas manuscritas pueden ser consultados libremente vía online.

 

Uno de esos manuscritos lanza la insólita predicción del fin del mundo.

 

En 1704 el físico calculó, basándose en la lectura de la Biblia, que el fin del mundo tendría lugar en el 2060. Fue en el libro de Daniel (Antiguo Testamento) donde Newton creyó encontrar las claves de su teoría.

 

Según los datos, el Apocalipsis debía llegar después de mil 260 años entre la refundación del Santos Imperio Romano por Carlomagno, en el año 800, por lo que la fatídica fecha sería en el 2060.