La novela encontró su final. Costó, pero Santiago Silva finalmente se presentó en la sala de conferencias de prensa de Casa Amarilla, acompañado por los máximos responsables de la institución. En consecuencia, sus primeras palabras fueron dedicadas a los popes del club, agradeciendo su labor, que hizo posible este presente soñado.

"Había un tema reglamentario y creo que con eso el pase se puso en duda. En un momento dudé de mi llegada a Boca pero gracias al presidente y al vicepresidente hoy estoy acá", comentó el propio uruguayo.