Sorprendidos todavía por lo acontecido el último miércoles, el círculo íntimo y varios conocidos se acercaron hasta la casa de sepelios ubicada en la calle Miralla, esquina Directorio, para despedir los restos de Agustín Rodríguez, la nueva víctima fatal que se cobró una interna feroz entre dos grupos de barras bravas que "representan" a un mismo club: Nueva Chicago. Tras el último adiós, acompañaron el féretro hasta el cementerio de la Chacarita, donde fue inhumado.

La muerte de Agustín ocurrió hace dos días en la intersección de Lisandro De la Torre y San Pedro, a pocas cuadras de las instalaciones de la entidad deportiva. Si bien todavía se desconoce su asesino, la familia sospecha de un tal "Maximiliano", según comentaron en declaraciones a Radio Continental.

"No se sabe exactamente quién lo mató pero lo que está casi confirmado es que a Agustín lo golpearon entre dos y que luego se sumó otro, un tal `Maxi`, que le habría dado un fierrazo en la cabeza", comentó Claudia, vecina y amiga del difunto.

Por lo pronto, mañana, desde las 19 h, se realizará una concentración en reclamo de justicia en el lugar del crimen. Para que no quede impune.