Una draga de la hidrovía Paraná-Paraguay intentará sanear el canal del río Paraná en el cual se encuentra varado el buque “Ariteas P” para posibilitar el paso de los barcos de gran calado demorados desde hace una semana a causa de esta obstrucción.

Por instrucción del Ministerio de Seguridad, la Prefectura Naval coordina las tareas de remolque del buque de bandera de Liberia encallado a la altura de Arroyo Seco, provincia de Santa Fe.

El buque se encuentra a la altura del km 390,4 margen derecha del Río Paraná, 30 km al sur del puerto de Rosario, taponando el canal de navegación. La embarcación, de 189,9 metros de eslora, había zarpado la semana pasada del puerto de San Lorenzo con destino al Reino Unido, con una carga de 30.500 toneladas de pellets de soja.

La Prefectura interviene en la gestión del tráfico y supervisa que los particulares involucrados cumplan con sus responsabilidades para superar el problema cuánto antes. De esta forma, se intimó a la Agencia Marítima y al Capitán del buque dado que la posición del mismo constituye un obstáculo para la navegación.

A partir de un relevamiento realizado en el lugar del hecho, se dispuso por seguridad autorizar el franqueo del mismo sólo a buques de hasta 160 metros de eslora y calado inferior a los 7, 50 metros.  A partir de la tarea prevista de la draga se tratará de habilitar el canal para buques de mayor porte, mientras se resuelve la varadura del “Ariteas P”.

Como consecuencia de este imprevisto, hasta ayer se hallaban demorados 49 buques mercantes, que navegan desde o hacia puertos ubicados aguas arriba del lugar del acaecimiento, los cuales permanecen fondeados en las diferentes áreas de espera habilitadas.