18/04/2011 13:41
Mariana Petracca, una ex obesa se anima a todo.
¿Cómo es tu historia con la obesidad? ¿Fuiste obesa de chiquita?

“Desde niña fui muy inquieta, entonces me movía mucho. Mis papás me mandaban hacer todo tipo de actividades, teatro, danza, todo tipo de deporte. Cuando me fui a vivir sola empecé una vida un poco más sedentaria, de a poco mi cuerpo empezó aumentar, primero fueron 10 kilos, que en mi altura no se notan tanto, y si bien me veía grandota no caí en la cuenta del triste camino que me esperaba. Así, me deje estar. El tiempo fue pasando, una se va engañando, empecé a encerrarme, a aislarme cada vez más y cuando me quise dar cuenta tenía casi 40 kilos de más, que fue mi sobrepeso máximo.

Un dato curioso es que siempre fui de buen comer, pero en mi familia no hay gordos, a pesar que somos de ascendencia italiana, donde los domingos, casi como un culto, se armaban largas mesas, con  la numerosa familia y sobre todo con abundante comida. 

 

¿Cómo decidiste entrar a Cuestión de Peso?

Yo soy actriz, lo llevo en la sangre y asistí a un casting para una publicidad de gaseosas. Allí me encontré con un colega que me comentó que la produccción de Cuestión de Peso estaba buscando gorditas para el concurso de “Reina de Primavera: Miss Cuestión de Peso”, muy entusiasmado me dijo " te tenés que presentar porque vas ganar!”. Recuerdo que me enojó mucho ese comentario, pensé por dentro: “¿me está diciendo gorda? porque yo lo que estaba buscando era trabajo y realmente no me veía gorda. Intercambié opiniones con amigos y finalmente decidí presentarme, siempre con la idea de que era un trabajo pero nunca imaginé la experiencia que vendría después.


¿Sufriste discriminación alguna vez?

La gente en general es muy cruel  con el obeso, pero mentiría si dijera que conmigo lo han sido, sinceramente nunca me sentí discriminada, tal vez por mi personalidad  no lo sé. Lo que sí me pasaba era que cuando iba a comprar ropa que me gustaba, nada me quedaba, y eso hacía que me sintiera mal, como si fuera un bicho raro, pero eso también me pasaba estando delgada porque soy muy alta y grandota, asique no sé si llamarlo exactamente discriminación.

 

¿Nunca te molestó posar en ropa interior o semi-desnuda? ¿No tuviste pudor?

Aunque parezca que me llevo el mundo por delante, no es tan así. Sí, tengo pudor, pero sobre todo soy actriz y estoy orgullosa de ser quién soy, me amo y amo mi cuerpo, tengo aceptación por mi imagen y sentido de la estética, nunca haría una foto donde me sienta expuesta o ridiculizada, creo que el cuerpo femenino es bello por naturaleza, delgado o gordito, no me asusta la desnudez, este es mi envase este es mi ser, esta soy yo. Lo maltraté durante muchos años y el está aquí firme siempre conmigo, además siento que cuando me "desnudo" o me muestro libre de prejuicios, lo hago por una causa, no es una cuestión de ego o exhibicionismo, realmente dejo un mensaje,  trato de mostrar una imagen de mujer diferente, una mujer que, por lo menos, en los medios no estamos acostumbrados a ver, una mujer con imperfecciones, celulitis, flaccidez, etc., etc, etc. UNA MUJER REAL como las que están en su casa leyendo esta nota. Me hubiera encantado nacer perfecta y tener el lomo de Pampita, pero tengo este y creo que ser portadora de estas curvas no me impide ser una mujer atractiva, sexy y gustar, quiero tener el derecho a elegir la ropa que me gusta y así poder resaltar lo mejor de mí.

¿Qué te gusta en la cama?

Me encanta que me mimen y mimar, soy una tana brava, bastante demandante y apasionada. Soy una enamorada del amor y el hombre que esté a mi lado debería acompañarme en esto sin condicionamientos porque yo amo así, sin condicionamientos

 

¿Cómo tiene que ser un hombre para enamorarte?

Mi compañero debe tener mucha actitud, los hombres en general me tienen miedo, me ven tan avasallante que no se animan. Mi novio me enamoró porque la jugó de ganador desde el comienzo: me escribió un mail diciéndome "puede ser que tengas ganas de llamarme y no tengas mi teléfono, y eso NO ME LO PUEDO PERMITIR y me dejó su número de celular, con eso me mato!!, Desde ese día, no nos separamos mas. 

 

¿Qué sueños te quedan por cumplir?

Sueño con tener mi propio programa de tv sobre erotismo y sensualidad, que este tema deje de ser tabú, la intimidad no es morbosa. La intimidad es amor y la humanidad necesita mucho, me encantaría transmitirles a más mujeres que vean como se arma un momento íntimo, cómo se acompaña con lencería y productos de buen nivel. Y hay uno que especialmente quisiera cumplir  ser la primer mujer XL tapa de PLAYBOY. Más adelante una familia con hijos, que son la realización de toda mujer

 

¿Cómo es el proyecto de lencería que estas llevando a cabo?

Tengo la satisfacción que Kill Her es el primer local en Argentina de lencería erótica de nivel, con estilo y diseño que hace talles XXL, estamos en pleno centro comercial de Belgrano sobre la Avenida Cabildo. Kill her más que un proyecto, es una realidad, que me llena de orgullo. Abrimos hace un año y medio y no paramos de incorporar modelitos, siempre pensando en acompañar a mujeres con cuerpos reales y como no podía ser de otra manera soy la imagen de mi marca. Contamos con un sitio web www.killher.com.ar donde se pueden apreciar los modelos, si la clienta desea se puede hacer el modelo que más le seduzca en el talle y color que elija, tenemos revendedoras en todo el país y junto a la lencería tenemos productos para enaltecer un momento intimo: aceites para masajes, plumitas, esposas, pheromonas, etc. y vienen con los consejitos y "tips de uso". De la mano de Kill Her estoy cumpliendo otro sueño: Mariana Petracca "Cuerpo de Mujer" www.marianapetracca.com.ar,  una línea de ropa urbana, que abrimos en el primer piso del local.  Inauguramos el 30 de abril y ya contamos con muchas consultas. Estoy muy feliz con la repercusión que estamos teniendo con la gente. Tenemos jeans, vestiditos, remeras, calzas, saquitos y toda ropa de diseño para mujeres con curvas que se quieren ver y sentir sexy sin importar cuantos kilos tengas.