"¿Ya se confirmó el plebiscito?", pregunta Mariano del otro lado del teléfono, desde la asamblea El Chañar, con la expectativa propia de quien aguarda confirmar si se pudo dar otro paso al frente en la larga pelea que vienen librando contra las megaminerías. En medio de la posible convocatoria a una consulta popular por parte del gobernador riojano Luis Beder Herrera, las organizaciones sociales que luchan contra la instalación de las mineras en Famatina continúan con su plan de resistencia y convocan a nuevas movilizaciones para los próximos días.

"Lo que vimos es el pueblo de pie defendiendo su agua, su cerro, su fuente de trabajo digna", señaló a INFOnews Mariano, militante contra la instalación de minas a cielo abierto en La Rioja y Catamarca, quien remarcó el compromiso de la ciudadanía de ambas provincias.

Tras varios días de marchas, cortes y fuertes declaraciones por parte de los ciudadanos que se oponen a la minería contaminante en sus suelos, el último jueves el gobernador riojano anunció que se tomará tres meses para “concientizar” y “explicar” a la población acerca de los presuntos "beneficios" que tendría la explotación del cordón montañoso. “El común de la gente tiene miedo y no entiende bien el tema”, dijo Beder Herrera.

Ese mismo día, diez mil personas se movilizaron de forma masiva y pacífica por las principales calles de Famatina, aunque, sin embargo, los manifestantes resolvieron mantener los cortes hasta que haya más certezas de que la suspensión no tiene vuelta atrás y que el plebiscito es una realidad efectiva.

"No se necesita ningún tipo de consulta, alcanza con ir a los lugares y ver qué es lo que piensa la gente", sentencian los asambleístas casi a coro desde el corte que realizan distintos grupos al pie de la ciudad catamarqueña de Belén, que se mimetizó en su lucha con los riojanos y logró que, esta vez sí, "la lucha sea una sola". 

"Hasta vino gente de la asamblea ambientalista de Gualeguaychú", subraya Mariano con efervescencia militante, con la satisfacción de formar parte de una lucha que por estos días, en el departamento de Santa María, a poco más de 100 kilómetros de la mina más cuestionada, cortaron el acceso desde el miércoles pasado en apoyo al reclamo de los asambleístas de Famatina.

La Alumbrera, ubicada 400 kilómetros al noroeste de San Fernando del Valle de Catamarca, está activa desde 1997 y alcanza a producir 150 mil toneladas de cobre más 450 mil onzas de oro. Asimismo, los asambleístas indican que además del fuerte daño medioambiental las ganancias no quedan en la región.

"En Tinogasta están trabajando cuatro empresas mineras, dos de las cuales están en exploración", destacan desde las asambleas, que ahora ponen el foco en lo que está sucediendo en La Rioja como forma de potenciar un ejemplo que puede llegar al resto de las provincias en que la minería está haciendo pie desde hace varios años.

Para estos próximos días, los manifestantes convocan a nuevas movilizaciones y hasta ahora son tres las confirmadas, aunque podrían ampliarse con el correr de los días si las definiciones sobre el plebiscito en La Rioja no llegan. 

Por lo pronto, el miércoles partirán tres grandes caravanas en torno a la causa de Famatina; una desde esa misma ciudad y las otras dos desde las catamarqueñas Andagalá y Tinogasta. En el mismo sentido, los asambleístas llaman a los luchadores sociales de Buenos Aires y Córdoba a que se les plieguen en la pelea.

Mientras tanto, y hasta entonces, la expectativa es grande.


Ver mapa más grande