05/11/2013 14:09

Es amante de Samantha Farjat y su ex lo denuncia por agresión física. Echado de la mayoría de los medios en los que trabajó, el relator de clubes de la B acusa a las autoridades de América: “No me rompan las pelotas porque se va a armar quilombo”. 

Por Pablo Silva 

A primera vista, Gabriel Anello parece un tipo carismático, buen padre y mejor marido. Pero, en realidad, es un eterno amante de las mujeres fáciles, fanático de la noche e incluso ha decidido no ir a cubrir partidos de fútbol para quedarse en lujosos hoteles en el interior del país para disfrutar de la compañía de alguna bella niña “botinera”. Laura es la primera mujer del periodista con quien tuvo un hijo, Agustín, hace 6 años, y es la única mujer que él reconoce como ex pareja. Antes de esta relación, en la vida del relator estuvo María Inés Montagna, de quien no tiene un buen recuerdo, ya que en un intercambio de mensajes por las redes sociales, ella sostiene que Anello jamás se hizo cargo de la nena que tuvieron durante el tiempo que pasaron juntos. 

“Estuvo con la nena hasta los 4 años, después desapareció y volvió a hablarle hace tres días”, comentó un allegado a Kiara, la nena de 12 años que, según ella misma sostiene en su cuenta de Twitter, “yo ya lo perdoné”. Las ex se pelean Las dos primeras mujeres del periodista no dejan de pelearse por las redes sociales sosteniendo que Laura jamás permitió a Anello ver a su hija, y que en todo momento boicoteó los intentos de recomponer la relación padre-hija. 

Hoy, Anello enfrenta una demanda por agresiones ya que su última pareja, Verónica Caro, denuncia que la golpeó en reiteradas ocasiones, luego de que ella descubriera la relación paralela que mantiene el periodista con la ex mediática del caso Coppola, Samantha Farjat. Precisamente, Samantha conoció a Anello por medio de Caro, ya que eran amigas íntimas, hasta que la ex del periodista descubrió el affaire que mantenían. El ex hombre de América y La Red y la ex jarronera comenzaron a alimentar la relación al punto que ambos se fueron de “trampa” a Brasil para seguir construyendo su vínculo. A su regreso, Anello no pudo sostener el engaño y confesó a Verónica que la engañaba con Farjat, aunque ella lo negó a su amiga. 

Samantha ingresó a trabajar en la productora de Anello hace aproximadamente dos años, gracias a las gestiones de Verónica. La ex archienemiga de Natalia Denegri conoció a Caro en las reuniones de la escuela a la cual concurrían sus respectivas hijas, con el correr del tiempo se hicieron muy amigas, hasta que una traicionó a la otra y le robó el marido. 

Martes 5 de noviembre de 2013