08/01/2014 09:52

En un móvil con "El diario de Mariana", Norma Pons sorprendió con explosivas declaraciones contra Mirtha Legrand.

La protagonista de "La casa de Bernarda Alba" confesó estar muy triste con la diva, que nunca la invitó a su programa de almuerzos. "Muy poca gente quiere a Mirtha como la queremos Mimí (su hermana) y yo. Cuando ella no estaba en televisión, me daba tanta angustia... Porque si ella podía, yo también. Me daba fuerza para salir a la calle y que todo estuviera divino", relató la actriz.

"No me convocó nunca a su mesa. Tuvo a varias personas que hablaron de mí en 'Bernarda', incluso ella me aplaudió de pie, pero me ningunea al no hablar de mí", expresó Pons, y detalló lo que más le dolió del último programa de Mirtha: "Tuvo a Moria, que le destacó mi trabajo en la obra, y ella hizo como si nada, no tuvo ni una palabra de ternura. Me ninguneó e hizo como si no me hubieran nombrado".

Luego, Norma se puso muy triste y se descargó más: "Ahí está mi dolor en estos años de profesión. ¿Qué pasa que a mí no se me catapulta? Ya no sé qué más darles. Como actriz no puedo hacer nada más. Ya no hay más. Lo que me está exigiendo 'Bernarda' es tremendo, estoy dejando la vida y me importa un carajo si me pasa algo. Pero yo levanto a una platea de pie. La que cierra 'Bernarda' soy yo. Yo soy Bernarda. ¿Cómo puede ser que nunca haya tenido una palabra de ternura? Me hubiera hecho un favor, por lo menos a mi corazón".

Por último, aclaró que ella siempre respetó a Legrand y no cree que tenga algo personal, pero que igual, ahora ya no tiene sentido que la llame para disculparse porque le hubiera gustado que lo hiciera en público. "Ahora no me interesa, ese era el momento", manifestó.

"Me ningunea, chicos, y yo estoy dando mucho en la obra. Ojalá no me muera y que ella diga 'qué lamentable', porque no me gustaría. Si Mirtha me sigue ninguneando, no va a ir al cielo. No me puede ningunear porque soy buena persona", refutó.

"Yo la respeto profundamente. No sé por qué carajo me ningunea. Me duele que no me haya invitado. Es por tradición, en mi época ir a su mesa era ser una estrella. Será que yo la quiero pero nunca le importé", finalizó.


Fuente: RatingCero